RSS

Archivo de la etiqueta: crema

Nuevamente Waffles

Ésta merienda fué en uno de los negocios que habían sido un emblema de la ciudad ofreciendo el más rico chocolate en taza, y que por algún motivo había desaparecido durante algunos años.

La confitería de la que estoy hablando es Hola Nicolás y en su nuevo y modesto local (San Martín 672), parecen haber vuelto a la carrera para convertirse realmente en el Rey del Chocolate en Taza.

Si bien muchos sabrán que no soy un fanático del chocolate caliente, no podía dejar de ir y dar un vistazo a las demás cosas que pueden ofrecer. Así que ésta fue la excusa para pasar el rato con uno de mis amigos más cercanos MaxiNo voy a decir que sos vos.

Apenas uno entra al local, puede ver absolutamente todos los productos que ofrecen, desde las facturas y medialunas, pasando por los chocolates y las cervezas artesanales que rodean todas las mesas. Nos sentamos y luego de unos segundos se acercó el mozo con un par de cartas, por lo que luego de inspeccionarla unos segundos ya sabía lo que iba a pedir y luego de unos minutos el mismo mozo se acercó nuevamente y nos tomó el pedido.

Entre charlas y risas, nos dimos cuenta que se acercaba nuestro pedido en el mostrador, por lo que se hizo silencio hasta que La Merienda de Juan y Maxi llegó a la mesa:



Y así llegó ese suculento Waffle, con abundante crema y dulce de leche, y ese toque final de chocolate por arriba, que lo hicieron irresistible, único, y casi interminable pero acompañado de mi fiel taza de Café con leche, pudimos vencerlo Maxi pidió un cortado con un par de medialunas, pero quiso quedar en el anonimato, igual dijo que estaba todo muy bueno.

Por ser una confitería chiquita, pero con historia, y por servir cosas tan ricas, en ésta ocasión Hola Nicolás se lleva:

 
2 comentarios

Publicado por en 8 de noviembre de 2011 en Acompañado, Dulce

 

Etiquetas: , , , , , , ,

Crema moka y algo más

Hace ya un tiempo que tenía esta nota en el tintero, y por una cosa o por la otra siempre la pateaba para adelante, hoy aprovechando que todos se fueron a dormir la siesta en casa, la termino de pasar en limpio.
La merienda que les voy a contar a ahora, fue hace un mes, en una tarde calurosa de primavera, venía de dar unas vueltas por el centro y me agarraron unas ganas de tomar algo fresco, así que me fuí por la calle Mitre al 660, y entré a Tante Frida, una reconocida chocolatería, confitería, heladería, etc.
Así que me fui para la parte de arriba derecho, y me senté a esperar que me trajeran la carta, cosa que nunca pasó, así que me levante hasta donde estaban las mozas y les pedí si me alcanzaban la misma, cuando me la dieron me volví a sentar para revisarla mientras ojeaba las noticias relevantes en internet (Facebook y Twitter).
Luego si pasado un tiempo largo, apareció la moza para tomar mi pedido, ordené y me dedique a esperar la siguiente Merienda de Juan:
Lo que salta primero a la vista, es la copa que básicamente debía haber sido un café vienes, pero que era algo más parecido a leche con un poco de café (trato de recordar la marca pero tengo una laguna mental importante), sinceramente no es lo que yo esperaba, menos habiendo probado en otras ocaciones éste y éste otro; lo segundo que notamos es la porción muy generosa de Torta de Crema Moka, que estaba buenísima, muy esponjosa y con ese sabor único de la crema que la hace una de mis favoritas.
Ahora bien, la merienda en sí, dejó mucho que desear esperaba un poco más del café, o por lo menos deberían explicar en la carta la composición del mismo, para no llevarse sorpresas como la mía; del mismo modo deberían mejorar la atención al clientes.
A Tante Frida en ésta ocación le dejo:
 
Deja un comentario

Publicado por en 30 de diciembre de 2010 en Dulce, Solo

 

Etiquetas: , , , , , ,

Clásico para días lluvioso

Meses atrás en un día lluvioso de invierno, un blogger fué a merendar a uno de esos lugares que están desde siempre en la Ciudad (el blogger había entrado a Don Pancho (Mitre 140), y se sentó a lado de la ventana y esperó empapado la llegada del mozo.
Haciendo como que buscaba algo en el bolsillo, sacó su smartphone, y en un tweet, dió la alerta a sus seguidores, que se estaba por elaborar un post como el que los tenía acostumbrados, pero que quedaría en el olvido, hasta el día de hoy por razones desconocidas.
En eso, el mozo llegó a la mesa y le ofreció la carta, y se alejó amistosamente, mientras nuestro personaje se encontraba todavía empapado por la lluvia, ojeó la carta y sin titubear levanto la mano llamó al mozo y ordenó su merienda:

Gracias a que nuestro blogger pudo fotografiar su merienda, se nos hace fácil reconstruir la escena en la cual se puede observar tres medialunas dulces, que parecen rellenas de jamón y queso y calentadas para que se funda dicho producto lácteo y junto al dulzor de la masa, se consiga una combinación clásica de sabores que nuestro personaje con mucha certeza, disfrutó bocado a bocado.
Mientras que en el en la taza, se encuentra una deliciosa infusión de café (Cabrales), con un generosa porción de crema, creando así un resultado exquisito para disfrutar con días lluviosos como el vivido aquella tarde por aquel blogger.

Sólo sabemos que nuestro amigo se fué para rumbos desconocidos, a enfrentar peligros y dificultades aún mayores que una lluvia invernal, pero así como se fué nos dejó unos símbolos con los que pudo haber calificado al café donde estuvo aquella tarde:
 
Deja un comentario

Publicado por en 8 de noviembre de 2010 en Dulce, Salado, Solo

 

Etiquetas: , , , , , , ,